LEGANÉS

Las asociaciones vecinales de Leganés, dispuestas a movilizarse contra la subida de 11% del IBI

Piden a Llorente que gestione una moratoria ante un incremento sin progresividad 

Las calles de Leganés se pueden llenar de gentes y de protestas ante el ‘sablazo’ fiscal que va a aplicar el Ejecutivo local (PSOE+Leganemos). El IBI se verá incrementado en más de un 11%. Concretamente, cada vecino propietario de una casa tendrá que soportar un recibo que vendrá un 11,42% más grande. Este notable aumento no ha tenido carácter paulatino. El alcalde socialista, Santiago Llorente, ha optado por declinar la progresividad impositiva. La Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés (FLAVL) ya ha expresado su “profundo rechazo” y ha anunciado movilizaciones si no hay un cambio de rumbo. 

Los ciudadanos y ciudadanas de Leganés deberán preparar el bolsillo de cara a las intenciones de este Gobierno en relación al IBI, que les asfixiará un poco más en su carga fiscal (un 11%), toda vez que la última revisión catastral sobre el valor de las viviendas tuvo lugar hace seis años. El tipo se mantiene en el 0,359%. En ese sentido no ha existido progresividad en la subida, que podría haber sido gradual entre los ejercicios de 2014 y 2020. Este hecho es uno de los que más ha molestado a la FLAVL, que lo interpreta como una “dureza” añadida y ya han solicitado una moratoria. “Esto ha sido todo de una vez, sin peldaños”, señalan. Cierto es que otros consistorios españoles sí han optado por un incremento escalonado. Por su parte, el IPC de los sueldos españoles apenas supera el 1%. 

‘Portazo’ de las AAVV

La legislatura 2019-2023 comenzaba con los pactos en la trastienda política entre PSOE, Leganemos y Cs, un enjuague, a priori, difícil de asimilar, con un primer pleno suspendido a los siete minutos por un Llorente incapaz de atender las reclamaciones ciudadanas, y ahora; con la oposición de las asociaciones vecinales del municipio, que bajo el paraguas de la FLAVL, han optado por mantenerse de lado de las clases medias de la localidad y hacer público su férreo desacuerdo con el incremento del IBI, al que en redes sociales ya se han referido otros actores como el “llorentazo”. 

En ese sentido, y a través de un comunicado difundido a los medios de comunicación, la FLAVL ha criticado con dureza que “el Ayuntamiento de Leganés ha estado a otra cosa estos años, y ahora se acuerda de que este es el último para aplicar la subida. Y todo esto por una mala gestión del Gobierno municipal del PSOE y sus aliados”. 

Además, han añadido que “¿cómo cree Santiago Llorente que va a poder pagar esa subida la vecina o vecino que cobra una pensión mensual de algo más de 400 euros, o una familia con ingresos precarios por su trabajo? Desde las asociaciones vecinales de Leganés, además de denunciar la dejación de funciones, proponemos que el alcalde negocie una moratoria con el Ministerio de Hacienda para ampliar el plazo de esta subida”, mientras han concluido que “si usted no lo hace, nos moveremos los vecinos de Leganés con las asociaciones a la cabeza”. 

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies