DIARIO DE UN JUBILADO

Por el derecho a la vida y a la salud de los enfermos de Hepatitis C

El Comunicado de los enfermos de Hepatitis C es un grito que clama al cielo, pero el cielo, es decir, el Gobierno hace odios sordos y se va de vacaciones.

“La Hepatitis C es un problema de salud, no de economía. Por eso su solución no puede ser sólo palabras y nada más que palabras”

♦ Este comunicado de la plataforma de afectados por la hepatitis C es un grito que clama al cielo. Pero el cielo, es decir, el Gobierno ha decidido hacer oídos sordos y se va de vacaciones. Los afectados por la hepatitis C no son alieníge-nas procedentes de un lejano planeta del centro de la galaxia. Los cientos de miles de personas infectadas por este virus son de aquí, son nuestros vecinos; puede ser nuestro padre, nuestra madre, nuestro tío, nuestro familiar más cercano y también más lejano; puede ser nuestro amigo más apreciado, nuestro compañero de trabajo de toda la vida; puede ser cualquiera de nosotros y no lo sabe, no lo sabe hasta que un día su médico por carambola le da la mala noticia.

El gobierno de Rajoy con suministro de Salud a la cabeza no quiere o no le interesa dar una solución al problema. Un problema causado, en gran medida, por el Sistema Nacional de Salud que ahora se niega, por falta de voluntad política y presupuestaria, a impedir que estas personas mueran de cirrosis o cáncer de hígado. Una transfusión sanguínea, unas jeringuillas no desechables, un tratamiento dental incontrolado están en la raíz de la infección un día más o menos lejano.Existe una nueva medicina que puede erradicaresta enfermedad y el Gobierno no hacenada para que llegue a los enfermos, hacen algo, apenas nada, si es que de lo que se trata es ganar elecciones como ha ocurrido esta primavera. Una vez más el gobierno en manos del Partido Popular promete algo pero no cumple y esta vez no es la vivienda o el puesto de trabajo, la educación o las pensiones, esta vez se trata de la vida y la salud de la gente. Por todo esto y más, los afectados por la hepatitis C denuncian:

“La salud de los cientos de miles de personas afectadas por el virus de la Hepatitis C, sufren hoy en día dos amenazas. Una, la del virus que va corroyendo nuestro hígado aunque existan medicamentos para curarnos. Medicamentos que cada vez son mejores, más eficaces, con apenas efectos secundarios, medicamentos que podrían curarnos pero que no nos dan. Y esa es la otra amenaza a la que nos enfrentamos las afectadas y afectados por hepatitis C y la sociedad en su conjunto, una amenaza para nuestra salud peor que la de los virus: los administradores de un sistema que nos hablan más de economía que de salud y las empresas farmacéuticas que comercian y especulan con nuestra vida. Para nuestros administradores el presupuesto está por delante de nuestra salud, para los laboratorios su beneficio es lo único que importa; pero para nosotras y nosotros la salud es lo primero, la nuestra y la del sistema público de sanidad por el que hemos luchado una generación tras otra.

La Hepatitis C es un problema de salud, no de economía. Por eso su so-lución no puede ser sólo palabras y nada más que palabras. Hace falta que las declaraciones y los planes tengan un sustento que las haga realidad y eso se llama financiación. Sin financiación no hay solución, sólo discurso y discurso vacío. Hace falta dinero urgentemente, es mucho el tiempo que llevamos esperando, y el dinero necesario para terminar con un problema extraordinario debe contar con un presupuesto extraordinario. Hay que acabar con esta pandemia sin que ello suponga la reducción de las prestaciones que el sistema público de salud en su conjunto debe cubrir. Necesitamos un plan urgente de financiación específico y un presupuesto extraordinario. No podemos, ni queremos, ni debemos basar la solución de nuestro problema en deducir la atención a otros colectivos de pacientes. No se trata de reducir la calidad del sistema, si no de solucionar un problema concreto y específico.

Queremos que se nos trate a todos a la vez, queremos un tratamiento equitativo para toda la ciudadanía, que nuestra salud no dependa de la Comu-nidad Autónoma o del territorio en el que vivas o incluso de la provincia en la que residas. No queremos desigualdades ni aceptamos que se juegue con nuestra salud. Queremos ver cómo se acaba de una vez con este problema que hoy nos afecta y para el que hay solución.

Por eso hoy queremos todos juntos dejar claro que La Hepatitis C es un problema de salud que nos afecta como personas y como sociedad y para cuya erradicación existen hoy en día los medicamentos necesarios que no nos están dando. Por ello exigimos un programa de financiación urgente, real y concreto por parte de la Administración y una actitud responsable por parte de la Industria Farmacéutica que posibiliten la extensión de los tratamientos a todos los afectados y afectadas, demandamos, además, que esta extensión se haga de forma equitativa en todas las Comunidades Autónomas.

Por eso reiteramos a nuestros gobernantes la necesidad de una financiación extraordinaria y equidad en su reparto, para que la hepatitis C deje de ser nuestra pesadilla actual y sea tan solo el recuerdo de algo con lo que entre todos y todas hemos terminado”.

Si este Comunicado es un grito que clama al cielo, ahora hace falta que Dios no se haya ido de vacaciones.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Pingback: Por el derecho a la vida y a la salud de los enfermos de Hepatitis C | APOYO HEPATITIS C

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies