DESDE LA DOBLE A

‘Primero abogacía’

No soy abogado. Hace tres años que me gradué en Periodismo. Sin embargo, durante mi época universitaria eran frecuentes las escapadas a la facultad de Derecho, anexa a la mía, para ver a las que hoy ya son amigas letradas. Un universo, el de la Justicia, que admiro y pongo en valor. Y más cuando tengo la oportunidad de conocer, de primera mano, a profesionales tan grandes y jóvenes, valor fundamental el de la juventud en esta historia. Y más (todavía) cuando esos grandes profesionales se dejan la piel por elevar a lo más alto a su oficio diariamente.

Estoy hablando del futuro más inmediato de AJA (Agrupación de Jóvenes Abogados de Madrid), que este mismo jueves, 16 de febrero, elige a su nuevo presidente y equipo para liderar los próximos tres años. Y estos tres años son por los que lucha PRIMERO ABOGACÍA. En realidad, el tiempo, como en otras ocasiones, no es sino el corsé que encuadra periodos. Así que seamos más precisos. Aquí lo que importa y el verdadero motivo por el que realmente batalla y moviliza a esta candidatura no es otro que sus agrupados, abogados y universitarios; en definitiva, sus compañeros.

No hablo de oídas. Conozco a muchos de los que se presentan. Han explicado sobradamente su programa en las últimas fechas, del que podemos rescatar algunas propuestas tan positivas como la reducción de cuotas para los más jóvenes, implementar los actos de formación, que cada recién colegiado tenga un toga asumida por el propio Colegio y la clara apuesta por los eventos lúdicos-festivos, que, a su vez, generan negocio.

Eso está muy bien, sin duda. Pero, a pocas horas de la decisión final, me quedo con el lado humano de PRIMERO ABOGACÍA. El equipazo liderado por Alberto Cabello no acaba de llegar hace cinco minutos. Conocen el lugar, saben qué quieren y cómo llegar a ello. No hay cosa más emocionante que ver la pasión, coraje y ganas que le echan. Lo mejor de todo, más allá de que estos valores no son negociables para los componentes de esta lista (ahí están estos tres años anteriores), es que son capaces de contagiarlos. Ese es el matiz entre ser alguien más a resultar un verdadero líder. Cualquiera que los observe es testigo directo del vivo entusiasmo de un grupo unido que ama la profesión y que trabaja, de manera desinteresada, por defenderla y sumar segundo a segundo, latido a latido. A eso hay que agregar la total transparencia e independencia de la que hacen gala sus hechos. Si algo ha quedado claro es que estas personas hacen un muy buen uso del sabio FACTA, NON VERBA.

PRIMERO ABOGACÍA persigue un montón de sueños en el horizonte más cercano, si bien fueron ellos mismos quienes “despertaron” a la Agrupación en 2014. Por eso mismo, las líneas del proyecto tienen que continuar, la abogacía joven madrileña saldrá beneficiada y, por ende, ello redundará en nuestra sociedad. Y también es un puntazo para los que están todavía en la universidad o sean recién graduados contar con el apoyo, consejo y capitanía de gente tan brillante.

Este jueves se podrá votar desde las 10.00 a las 19.00 horas, en el salón de actos del Colegio de Abogados de Madrid.

No soy abogado. Estoy fuera. Quizás tú estés indeciso. Si yo pudiera votar, no lo dudaría. Me quedo con el corazón, que es el cómo para conquistar un qué lleno de emociones, de futuro y de lucha por la abogacía joven.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies