CILUSIONADOS

SOLIDARIDAD se escribe con mayúscula

Una vez aprobado por el Consejo de la Unión Europea el plan de recuperación español, junto con los planes de otros países miembros, nada se interpone para que los próximos días empiecen a llegar a los países más golpeados por la pandemia, entre ellos a España, los millones de euros del fondo de recuperación de la UE. Ni los Reyes Magos ni la lotería podrían haberse portado mejor este año tan aciago. Pero ¿cuándo se empezarán a notar los efectos de este fondo las personas que han quedado sin trabajo,los pequeños negocios que han cerrado sus puertas o las empresas que se han ido a pique? Esto ya depende de muchos factores, y no todos humanos. Pero lo que sí está claro es que el éxito de la inversión de esta inyección monetaria depende de la honestidad, pero también de la capacidad de nuestros políticos, cualidades que están aún por probar. No es extraño, por tanto, que los ciudadanos estemos expectantes, actitud que contrasta con la euforia reinante en los ambientes gubernamentales. No es la primera vez que, al parecer, la onda en la que vivimos los ciudadanos no es la misma que la de los políticos, o viceversa.

Estamos ante un gesto de solidaridad hasta ahora desconocido dentro de la UE, que, bien administrado, podría tener unos efectos benéficos extraordinarios. Se trata de un dinero donado gratuitamente que no tendremos que devolver, de un dinero que España y los demás Estados receptores sólo podrán emplear para unos fines muy concretos (modernización de las empresas, digitalización, medio ambiente…) y para salir del bache en que estamos hundidos, de un dinero cuyo empleo ha sido ya sometido previamente a examen y va a ser controlado por Bruselas. Es un dinero que nos está diciendo que le solidaridad ente los ciudadanos europeos es algo más que pura teoría y que, si a nivel de Europa la solidaridad es posible, algún día también será posible la solidaridad a nivel universal

Pero es también un dinero cuyos frutos no se verán hasta dentro de varios meses. Por tanto, no cantemos victoria hasta que no veamos los resultados. Entre los factores humanos que intervienen en la gestión de estos fondos están la Comisión Europea, los gobiernos nacionales y regionales y las empresas. Si las empres no emplean bien estos fondos, la responsabilidad será del respectivo gobierno, que no ha controlado debidamente. Y la Comisión Europea será la encargada de vigilar directamente a los gobiernos e indirectamente a las empresas.No es por tanto momento para ponerse medallas y atribuirse méritos, porque el único que se las merece es ese espíritu de solidaridad fomentado por la Comisión Europea, pero que ya se encuentra ya reflejado en el Tratado de una UE como uno de sus pilares fundamentales.

PREOCUPADOS por reforzar la unidad de sus economías y asegurar su desarrollo armonioso, reduciendo las diferencias entre las diversas regiones y el retraso de las menos favorecidas”, …………….. La Unión fomentará la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros”

Lo que sí es evidente es que objetivo final de este fondo y de toda solidaridad, como de toda economía, deben ser las personas, debe ser el ciudadano. De nada serviría si con este fondo sólo se salvarán los gobiernos y las empresas, pero no se reflejaran sus efectos en una mayor oferta de trabajo, en una modernización y una mayor productividad de las empresas y, como resultado, en un aumento de los sueldos y en unas mayores prestaciones sociales a las personas que realmente lo necesiten.

A los ciudadanos no se nos ofrece apenas margen de actuación. Pero no debemos quedarnos como meros espectadores. Además de denunciar cualquier irregularidad, debemos felicitar y a la Comisión Europea ay a las demás instituciones de la UEque han contribuido a hacer realidad a esos fondos y a la Comisión en especial que controle férreamente el uso de los fondos. Y los que quieran implicarse aún más, que dirijan sus propuestas sobre el futuro de Europa a la Presidenta de la Comisión Europea y le digan claramente la Europa que queremos, (uno de los medios, por ejemplo, a través de https://www.change.org/europeistas

Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies