LEGANÉS

ULEG denuncia que las «chapuzas» del alcalde ponen en riesgo seguridad e intimidad en el Manuel Cadenas

El portavoz de ULEG, Carlos Delgado, delante del Pabellón Manuel Cadenas

Según el partido vecinal ULEG, «las negligencias del Gobierno Municipal de Leganés se amontonan. Cuando no son incendios o atracos por todos los puntos cardinales de la ciudad, son vertederos que hacen inhóspitos los polígonos industriales, se deja en la estacada a decenas de alumnos de la Escuela de Música que llevan meses sin profesores, a una veintena de indigentes a su suerte por un cierre inexplicable del albergue, noches en la ciudad donde sólo están operativas dos patrullas de Policía Local,….

El partido vecinal ULEG ha denunciado la «enésima tropelía del gobierno de Leganés conformado por PSOE, la franquicia de Errejón y las veletas naranjas de Cs». En esta ocasión se trata del “caso Cadenas”. Después de más de 4 años desde que el Pabellón Manuel Cadenas cerrara a finales de 2015 para acometer una reforma que iba a ser para un año este 10 de enero se reabrió oficialmente.

La reapertura del Paballón no ha estado exenta de despropósitos, donde se ha forzado a los técnicos a aceptar una recepción de las obras el 23 de diciembre pasado cuando a día de hoy en la instalación no se garantiza ni la privacidad en los vestuarios (las ventanas no tienen sistema o mecanismo ‘antimirones’) ni la seguridad del pabellón al estar taponadas varias de las salidas de emergencia.

«Así. —continúan desde el partido vecinal— se puede comprobar en las imágenes obtenidas por el partido vecinal. Es una enorme irresponsabilidad. La chapuza, la imprevisión, la incompetencia es el ADN habitual en la gestión del alcalde Llorente. No hay área donde no dejen su sello de ineptitud y desidia», destaca el concejal y portavoz de ULEG, Carlos Delgado Pulido.

Misterioso incendio en Plaza España

ULEG cree que la oleada de incendios que asola sospechosamente nuestra ciudad y que se ha visto incrementada en este mandato que se inició con el escándalo de la existencia de numerosos hidrantes (tomas de agua para bomberos) inservibles, ha adquirido recientemente un elemento que bien podría ocupar un espacio en el afamado programa Cuarto Milenio de Íker Jiménez: el 11E, la noche anterior a que se fuera a retirar la carpa que albergaba el belén municipal ubicado en la céntrica Plaza de España ardieron unas sillas apiladas de un bar de la zona. Este fuego se extendió a la propia carpa y belén, así como a edificios colindantes como el propio centro consistorial donde está DJóvenes y los grupos políticos, entre otros servicios públicos.

Desde ULEG se exige una investigación interna y que se hagan públicas las conclusiones. «¿Cuánto se tardó desde que se produjo el fuego en las sillas hasta que se llamó a los servicios de extinción de incendios? ¿Quién dio la alarma? ¿Por qué seguían en la zona los cajetines eléctricos? ¿Qué se hizo desde el propio edificio consistorial? ¿Por qué los extintores y la boca de incendios del edificio municipal no cumplen con el mantenimiento y revisiones que exige la Ley? Aquí hay gato encerrado», señalan desde el partido independiente.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies