LEGANÉS

Inocentada a las arcas municipales: el alcalde de Leganés ‘regala’ 65.000 euros a la Junta de Compensación de la Ciudad del Automóvil

Para ser una inocentada estaba bien; sin embargo, el ‘pagano’, en este caso, eran las arcas municipales y aún así, lo aprobaron  por urgencia en la Junta de Gobierno Local celebrada el pasado día 28 de diciembre. En la reunión  se aprobó el abono del Ayuntamiento de Leganés a la Junta de Compensación del Plan Parcial 2 ‘Ampliación del Portillo’ (Ciudad del Automóvil) de unos gastos de urbanización por importe de 349.694,07 euros. ¡Menuda broma! En un extraño acto de “generosidad”, en la factura se ‘perdonaron’ 65.000 euros que tal Junta de Compensación debe al propio Consistorio por la instalación de unos transformadores en parcelas municipales. Curiosamente este expediente fue el único que “desapareció” de las dependencias de la Junta de Gobierno en cuanto los ediles de ULEG se disponían a analizarlo al ser conocedores de que la funcionaria Titular de la Oficina de Apoyo a la Junta de Gobierno no había dado el visto bueno.

El partido vecinal independiente, —autotitulado como principal partido de la oposición y que aspira a liderar el próximo gobierno municipal , único que audita la gestión municipal—, ha descubierto otro pufo o, si se prefiere, escándalo relacionado con el ladrillo de Leganés o con favores a los poderosos como el protagonizado recientemente con la Unión Empresarial de Leganés (UNELE) con sus conferencias a 100 euros el minuto, las facturas falsas o las comilonas por bandera de emprendimiento y pesebre .

La última Junta de Gobierno Local del año 2017, integrada por el alcalde, los concejales del PSOE y el único edil de IUCM, se celebró, valga la coincidencia, el día de los ‘Santos Inocentes’ en una sesión extraordinaria y urgente para aprobar el pago a la Junta de Compensación del PP-2 ‘Ampliación del Portillo’ de unos gastos de urbanización por una cantidad de 289.003,36 euros más IVA.

A las 9:30 horas del 29 de diciembre el expediente desapareció  de la Oficina de Apoyo a la Junta de Gobierno para que estuviera a salvo de ojos curiosos. Según el concejal de ULEG, Carlos Aranzana, “es inquietante que fuera el único expediente que se esfumara”. Además, el expediente no pudo ser revisado por el funcionario habilitado nacional, la titular de la Oficina de Apoyo, como se hizo constar mediante diligencia. Un hecho más que preocupante al ser la persona encargada de dotar de seguridad jurídica a lo aprobado. Además, en la propuesta de acuerdo, se reconoce que al Ayuntamiento le corresponde una indemnización por parte de la Junta de Compensación de 65.000 euros por los centros de transformación que se encuentran en 3 parcelas municipales de ese polígono industrial.

Factura sin ‘descuento’

En el caso de pagos o abonos de las Administración, generalmente se retiene de los pagos las cantidades que adeude el contribuyentes. Sin embargo, en este caso, “produce perplejidad que exista un documento remitido en 2012 por la propia Junta de Compensación en el que se indica que a las cantidades pendientes de abono por el ayuntamiento hay que minorarlas por importe de 65.000 euros. ¿Dónde está la defensa del alcalde de los intereses generales?”, denuncia  Carlos Aranzana quien apunta que “con lo que hemos perdonado bien se podría instalar el tan demandado pedal a los contenedores de basura del municipio”. Sorprende también la propuesta del director general de Urbanismo defendiendo que no se disminuya la factura en 65.000 euros, sino que se inicie un expediente de “compensación de deudas”, un trámite administrativo que demorará en perjuicio de los intereses públicos el reintegro de la deuda al erario.

Años sin auditar las cuentas

Hay que recordar que esta Junta de Compensación, entre cuyos representantes o portavoces están miembros de la polémica y sospechosa Unión Empresarial-UNELE o personas que asisten a extrañas y  casi clandestinas reuniones urbanísticas en Madrid de la mano del portavoz del PP de Leganés, lleva varios años sin ser auditada como denunció ULEG en Pleno en el verano pasado y, según una ridícula explicación del propio alcalde de Leganés, presuntamente economista de profesión: “la falta de auditoría y de presentación de cuentas se debe a la ausencia de actividad de la Junta de Compensación”.

Sin duda, esta actuación lesiona los intereses municipales, por lo que ULEG, quien lleva meses reclamando sin obtener respuesta la relación de deudores en el PP2 y las cantidades tanto que se adeudan por cada miembro, así como las abonadas por “gestión/administración”, no solo ha registrado por escrito ver el expediente completo, sino también la revisión de oficio de este acto administrativo. Asimismo, desde el partido vecinal se llama la atención por “la generosidad con el dinero público y las prisas con las que el alcalde socialista y su socio de fechorías políticas (el portavoz del PP) aprueban gastos, subvenciones, comilonas, miran para otro lado facturas sospechosas, pagan sentencias por su nefasta gestión…, siempre que se refieran a cuestiones urbanísticas y de “ladrillo” o vinculadas a su red clientelar y lo cicateros y fabricantes de excusas que son cuando de lo que se trata es de cosas tan simples como instalar un pedal en los contenedores de basura, aumentar los beneficiarios de la teleasistencia o que se ayude a las comunidades de vecinos a la instalaciones de ascensores o la rehabilitación de las fachadas de los inmuebles más antiguos de la localidad”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies