GETAFE

Una madre del barrio de San Isidro transmite su malestar  por la [injusta] actuación de la policía local

El pasado viernes 13 de enero, a las 16,30 horas, Gemma estacionó su coche —como hace cada viernes— frente a la puerta de la guardería El Greco para recoger a su hijo y algunas pertenencias como la mochila con la ropa sucia de toda la semana. La vecina del barrio de San Isidro entró y salió varias veces para guardar el carro de su hijo, la ropa y la mochila.

Cuando regresó con el niño en brazos se encontró con la desagradable sorpresa que en un instante había pasado la policía municipal y, sin avisar, ni atender a las dificultades, le dejó el recado en forma de multa por «estacionar en zona de circulación de vehículos», es decir en doble fila como es habitual en estos casos de urgencia.

Además de la ‘mala leche’ del agente o agentes, siempre ‘en el fiel cumplimiento del deber’, de la denuncia que le han ‘endiñado’ a nuestra vecina de San Isidro, se puede deducir la caraja [negligente] en la que viven algunos agentes. La multa está fechada el 13 de enero de 2016, exactamente hace un año. La vecina, piensa —como es lógico— que «es un motivo para no responsabilizarme de ese papel, puesto que estamos en el año 2017». Y con mucha razón; la multa, sin comunicar a la infractora y sin publicar en ningún tablón oficial, ha prescrito. ¿Están en ‘babia’ nuestros agentes?

Gemma muestra su impotencia por la actuación [injusta] de los agentes ya que dispone de un documento para poder estacionar el coche frente a la guardería para la recogida su hijo. El problema se plantea, al estar completa la zona habitada para ello en la puerta de la guardería. El ‘muelle de carga y descarga’ se queda pequeño algunos días. «Y qué hacemos las madres, donde aparcamos para recoger a nuestros hijos?», se lamenta, «aunque podrían haber avisado en la Escuela si se hubiera interrumpido el tráfico».

Esta madre indignada, muestra su malestar y su impotencia cuando asegura que «lo verdaderamente indignante y vergonzoso es que todas las tardes cuando paso por allí a diario, hay vehículos estacionados en doble fila en el mismo sitio en el que a me multaron. Aparcan para comprar tabaco en el estanco de enfrente, cruzándose la avenida por medio de la calle sin respetar los pasos de peatones; y a esos vehículos no se les multa, y a mí por entrar a recoger las pertenencias de mi hijo sí».

Gemma acaba su protesta comparando su caso con los múltiples incidentes de circulación se producen en otra zona del barrio. «Espero que estos policías que están multando en el barrio, —además de resetearse la fecha de la cabeza— sean consecuentes con el trabajo que realizan. Les invito a que me confirmen si no afectan más al tráfico los aparcamientos en dobles fila y los taponamientos que se producen todas las tardes , entre las 16,30 y las 17 horas, en la Avenida de las Fuerzas Armadas de Getafe, a la hora en la que salen los niños del colegio. ¿También les ponen multa a diario a las madres y padres van a recoger a sus hijos en coche y que dejan el coche en la vía pública?».

Vehículo aparcado en doble fila, frente al estanco que hay junto a la guardería El Greco

  • 39
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    39
    Compartidos
9 Comentarios

9 Comments

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies