LEGANÉS

ULEG denuncia agresiones a los trabajadores y dejadez del gobierno local en el centro Ramiro de Maeztu

ULEG denuncia que tres trabajadores de servicios sociales del Ayuntamiento de Leganés llevan seis meses de baja por la falta de seguridad en el centro municipal Ramiro de Maeztu

El “equipo de familia” al completo (trabajador social, psicólogo y educador) de este centro de Zarzaquemada, que también atiende a los usuarios de La Fortuna y Leganés Norte, se encuentran de baja laboral por las agresiones, amenazas y vejaciones que han venido sufriendo ante la desidia del gobierno municipal.

Desde el partido vecinal explican que «estos profesionales especializados tienen que bregar con una problemática muy compleja y específica: menores en riesgo, acogidas, familias desestructuradas, retiradas de tutela… Por eso resulta incomprensible que no haya vigilancia en los centros, ni protocolos de seguridad/salud laboral sobre esta materia, ni cámaras o botones “anti-pánico”, ni que los servicios jurídicos del ayuntamiento les apoyen… Una situación que contrasta con el centro donde está la edil de Servicios Sociales donde curiosamente sí hay vigilancia», informan desde ULEG que también han denunciado que «desde hace medio año el partido ‘socialista’ ha abandonado lo más social y básico en Leganés».

ULEG ha alertado de un hecho muy grave que está sucediendo en los Servicios Sociales. «Si al alcalde ‘socialista’ no le importó que el municipio esté a la cola en presupuesto por persona en la materia y sea ‘corazón de piedra’, como denunció la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España, ahora y después de meses aguantando buenas palabras y ningún hecho por parte de los responsables municipales los propios trabajadores han trasladado el infierno que viven como consecuencia del contexto de inseguridad en el que tienen que trabajar, donde se han ido incrementando los episodios de amenazas, vejaciones, agresiones (ya habiendo procesos penales abiertos y órdenes de alejamiento) por parte de los usuarios y familias a las que tienen que dar servicio, hasta el punto de que llevan ya 6 meses de baja laboral».

«Pedimos algo tan básico como que haya un vigilante o que los servicios jurídicos del ayuntamiento no nos desamparen cuando somos agredidos o amenazados, pero después de tanto tiempo, buenas palabras, ningún hecho y a pesar del miedo a las represalias por hacer públicas nuestras quejas no tenemos más remedio que hacerlas», manifiestan.

Moción para dotar de seguridad

ULEG va a llevar una moción al Pleno para que ambos centros, el de Zarzaquemada y el de La Fortuna, cuenten con vigilancia, comprometiéndose a votar una modificación presupuestaria para ampliar el pliego de seguridad ya que el vigente deja otra vez en el olvido a ambos edificios. “No es de recibo lo que está pasando a estos trabajadores públicos y es inconcebible que un servicio social tan vital como este o no se esté prestando o se esté prestando de manera precaria y con parches”, explica Carlos Delgado, el portavoz del partido vecinal independiente.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies